Estudiantes de Educación Física recrearon un “circo” para alumnos de 1° a 3° Básico

Niños de la escuela Ricardo Silva Arriagada participaron de esta lúdica e instructiva actividad.

Saltar en trampolín, caminar por las barras de equilibrio, rodar en colchonetas, lanzar pelotitas, construir y destruir, fueron algunas de las actividades que conformaron el circuito de actividades que los estudiantes de 2° y 3° año de Pedagogía en Educación Física, organizaron para los alumnos de 1° a 3° Básico de la escuela Ricardo Silva Arriagada, quienes participaron entusiasmadamente de esta innovadora iniciativa.

La académica a cargo de esta actividad, Sandra Helena, quien es Doctora en Ciencias de la Motricidad Humana y dicta la asignatura de Psicomotricidad, explicó que esta actividad está dentro de las metodologías activo-participativa y a su vez, fue una evaluación procesual para los estudiantes, cumpliendo así con un fin pedagógico para los niños. “El circo se tomó como un medio para fomentar el aprendizaje en los niños pequeños, para hacer de manera más lúdica el que desarrollen habilidades y destrezas; sientan -según Aucouturier- placeres que son naturales en los niños, como saltar sobre superficies blandas y duras, girar, construir, destruir… Entonces, el recrear un circo es una excelente instancia, porque contribuye al desarrollo de competencias del futuro profesor y permite que el niño pueda trabajar sin darse cuenta”.

Para la profesora jefe del 2° B Básico, Diana Molina, esta instancia fue integradora porque todos los alumnos pudieron participar. “Fue una actividad muy buena, bien organizada y lo más importante, es que los niños se desarrollaron en la parte de vida saludable, la actividad física. Mis felicitaciones a los estudiantes, lo hicieron muy bien y es importante que la UTA se integre a la comunidad, porque por ejemplo, nuestra escuela es centro de práctica y hartos niños ya conocían a algunos de los jóvenes”.

El alumno del 1° B, Ignacio Carmona, señaló que “Me pareció bien la clase, fue muy graciosa y lo que más me gustó, fue saltar en el trampolín”. Asimismo, el alumno de 2° B, Sebastián Cano, manifestó que “Me gustó la actividad porque estaba divertido y aprendí a saltar dando volteretas y pasar la telaraña”.

Esta iniciativa es parte de los hitos establecidos por el Convenio de Desempeño Formación Inicial de Profesores (UTA1309), donde se busca cambiar un poco la mentalidad del estudiante que se está formando –en este caso- en Educación Física, para que no se centre en el rendimiento, en el sudor y en el ejercicio solamente, sino que también rescate la naturaleza del niño y desde esa naturaleza, su espontaneidad, poder desarrollarlo y construirlo como un ser integral; es decir, como sujeto y no como objeto.

 

 

 

DSC_0005

DSC_0005

DSC_0035

DSC_0035

DSC_0054

DSC_0054

DSC_0056

DSC_0056

DSC_0080

DSC_0080

DSC_0771

DSC_0771

DSC_0776

DSC_0776

DSC_0780

DSC_0780

DSC_0781

DSC_0781

DSC_0787

DSC_0787

DSC_0795

DSC_0795

DSC_0834

DSC_0834

DSC_0843

DSC_0843

DSC_0857

DSC_0857

DSC_0864

DSC_0864

DSC_0914

DSC_0914

DSC_0938

DSC_0938

DSC_0943

DSC_0943

DSC_0950

DSC_0950

DSC_0965

DSC_0965

DSC_0980

DSC_0980

DSC_1047

DSC_1047

DSC_1073

DSC_1073